Share Button

Los jueces solo conceden la custodia compartida en el 4,7% de los divorcios

Nueve de cada diez procesos de divorcio o separación con hijos de por medio acaban con la custodia en manos de las madres. Los jueces solo conceden la custodia compartida a los dos progenitores en el 4,7% de los casos y en el 6,5% restante a los padres. Esta situación podría cambiar en los próximos meses si se aplica una reciente sentencia del Tribunal Constitucional –dictada el 17 de octubre– que abre la posibilidad a los titulares de los juzgados de aplicar la custodia compartida sin recibir el visto bueno, como ocurría hasta ahora, por parte del Ministerio Fiscal.

El alto tribunal declaró inconstitucional el artículo 92.8 del Código Civil, que recogía la obligación del juez de contar con el informe favorable del fiscal a la hora de acordar la guarda y custodia compartida de los hijos. Ahora se elimina el término ‘favorable’ de la redacción de este artículo, según recoge el citado fallo, cuya ponente fue la magistrada Encarnación Roca y Trías.

¿Eso supondrá un vuelco en el resultado tradicional de los procesos de guarda y custodia? El letrado matrimonialista Jaime Sanz, del bufete Safe Abogados, considera que la sentencia «supone una verdadera revolución al abrir la posibilidad a los jueces de otorgar la custodia compartida si se dan las circunstancias para ello aún con el informe desfavorable del fiscal», aunque matiza que, a su juicio, «los jueces acabarán resolviendo en la práctica lo que diga el fiscal a fin de apoyarse en alguien y, en caso de problemas, no tener responsabilidad al adoptar la medida conforme al fiscal y al informe psicosocial».
Los datos de los últimos tres años en cuanto a la concesión de la custodia compartida dejan bien claro que esta medida es a día de hoy minoritaria. Solo 77 parejas vallisoletanas (4,7%) la obtuvieron de las 1.616 que afrontaron un proceso de custodia durante su divorcio o separación entre los años 2009 y 2011. El porcentaje, además, representa casi la mitad de la media tanto autonómica (9,4%) como nacional (10,8%) de custodias compartidas.