Share Button

El músico Rodrigo García, expareja de la cantante y padre de la niña, podrá pasar tiempo con ella y darle sus apellidos

La artista mexicana Julieta Venegas ha perdido el proceso judicial en el  caso que la enfrentaba con su expareja Rodrigo García Prieto, que la había demandado para lograr la custodia compartida de la hija de ambos. La justicia ha determinado que el padre tiene derecho a pasar tiempo con su hija y que se deben cambiar los apellidos de la pequeña, que nació el 13 de agosto de 2010.

El músico argentino presentó una demanda en la que aseguraba ser el padre de Simona, la hija de la cantante, a quien acusaba no solo de impedirle verla sino de que la había registrado además con otros apellidos que no son los suyos.

Tras conocer el fallo el padre de la menor ha mostrado su felicidad por volver a disfrutar de su hija.