Share Button
  • La Corte Suprema de Justicia de EEUU falló en contra del padre de una niña llevada por su madre desde Londres a Nueva York sin el consentimiento del progenitor.

2014-03-06 sustraccion menores

La Corte Suprema de Justicia de Estados Unidos falló el miércoles en contra del padre de una niña llevada por su madre desde Londres a Nueva York sin el consentimiento del progenitor, basado en la Convención sobre los Derechos del Niño de La Haya.

En una decisión unánime leída por el juez Clarence Thomas, el máximo tribunal del país se negó a dar al padre, José Manuel Lozano, originario de Colombia, más tiempo para reclamar el regreso de su hija, después de que ésta fuera secuestrada por su madre de la casa de la familia en Londres en julio de 2009.

La Corte argumentó que el hombre había descubierto demasiado tarde dónde se encontraba su hija.

En virtud de la Convención de La Haya, si un padre reclamación del menor en el plazo de un año después del traslado de un menor, un tribunal “ordenará la restitución del menor”. 

Pero si la orden se presenta después de un período de un año, entonces el tribunal “ordenará la restitución del menor, a menos que se demuestre que el niño se encuentra bien establecido en su nuevo entorno”.

El juez Thomas sostuvo sin embargo que el tratado no especifica que el período debe ser más largo si la localización del paradero del niño es tardía.

La madre, Diana Montoya Alvarez, también de origen colombiano, afirmó haber llevado a su hija de tres años a Estados Unidos en julio de 2009 a causa de los malos tratos que recibía del padre en el Reino Unido. La justicia estadounidense no halló evidencia de esta afirmación, pero determinó que la niña estaba bien establecida en su nuevo entorno en Nueva York.