Share Button
SU CASO:
La exesposa de Peter Innes, María José Carrascosa, salió de EE.UU. (lugar de residencia o domicilio conyugal) con la hija de ambos incumpliendo la legislación y el acuerdo entre las partes pues no tenía autorización del padre o de las autoridades judiciales. De hecho, nada dijo del traslado ni al padre ni al juzgado.
Ya en España la exesposa engañó al juzgado español, ocultando que ya había procedimiento abierto en EE.UU e incluso intentó hacer creer que la residencia habitual era España.
La familia Carrascosa ha denunciado a Peter Innes por maltrato, abuso sexual a su hija, narcotráfico, tráfico de armas, bigamia, envenenamiento, uso de varias identidades, etc. Todas las denuncias han sido archivadas por juzgados españoles. La familia Carrascosa ha justificado estos archivos con los argumentos más peregrinos tales como que al haber sido guardadas las muestras en formol, éstas se han estropeado y no se ha podido demostrar el envenenamiento
A pesar de que el juzgado de primera instancia se declaró incompetente, inhibiéndose a favor del de Nueva Jersey, la Audiencia Provincial, tras el recurso de apelación presentado por Carrascosa, “confirmó” la custodia a la madre.
En estos años Peter Innes no ha podido siquiera hablar por teléfono con su hija porque la familia Carrascosa lo ha impedido.
No estoy cómodo grabándome, así que te envío la siguiente declaración en respuesta a la reciente entrevista a que publicasteis de María José Carrascosa. 
Primero y ante todo, la Sra. Carrascosa no es la víctima que ella misma retrata ser. Ella es una condenada por sustracción de niños que eligió la cárcel antes que la custodia compartida de nuestra hija. La verdadera víctima es nuestra hija Victoria. Ella está huérfana mientras que sus dos padres están muy vivos.
Tristemente, la Sra. Carrascosa es una enferma mental y delirante. Ella cree cosas que simplemente no son ciertas. Sus acusaciones demenciales contra mí, mi familia y las autoridades de los Estados Unidos son perjudiciales para nuestra hija. Su comportamiento y las acusaciones salvajes, que son ciegamente apoyadas por sus padres y su hermana, han resultado en que la infancia de Victoria sea una telaraña de engaño y manipulación. El hecho es que yo soy un ciudadano perfectamente normal, respetuoso de la ley. Poseo un negocio exitoso y tengo una familia muy feliz y estable. La historia contada por la Sra. Carrascosa se basa en su propia envidia, venganza e inestabilidad mental. Esto es muy triste.
Sin embargo, los medios de comunicación como el suyo, así como el equipo de mentirosos profesionales de los Carrascosa, siguen publicando su historia delirante. Su historia es, y siempre ha sido, 100% falsa y perjudicial para nuestra hija. Me sorprende que tanta gente en España siga repitiendo esta historia. Considero que estas personas, entre ellas la escritora Reyes Monforte y el abogado Marcos García Montes, son mentirosos profesionales. Sus acciones han sido muy perjudiciales para mi hija. Es despreciable que ganan dinero a costa de mi hija.
Si realmente quería informar sobre un tema importante en España, usted debe centrarse en el genocidio que los juzgados de familia españoles están causando. Mi caso es un claro ejemplo de un sistema de tribunales de familia que está quebrado y hace que los niños crezcan sin sus padres. Mi hija es una ciudadana estadounidense que, antes de su sustracción, era una “residente habitual” en los Estados Unidos. Como tal, los tribunales deberían haber reconocido las resoluciones de los tribunales estadounidenses que exigían el regreso de mi hija. Fracasaron en su deber para con Victoria, y como resultado se ha convertido en una huérfana y la enfermedad mental de su madre no se ha tratado. Sé que sus tribunales no han protegido a muchos niños de sus propias madres, que en lugar de la custodia compartida, optan por obtener su venganza contra sus ex cónyuges a expensas de sus propios hijos.
Muchas personas han sido “embaucadas” por la familia Carrascosa y su campaña de engaño. Es muy perjudicial para mi hija y es perjudicial para la Sra. Carrascosa. La Sra. Carrascosa permanecerá en prisión hasta que cambie de posición. Mantengo la esperanza de que ella va a tomar los pasos necesarios para salir de la cárcel y pasar tiempo con su hija, antes de que su hija se convierte en un adulto. Esto no sucederá si los medios de comunicación y su equipo de mentirosos profesionales continúan proporcionando a la Sra. Carrascosa una plataforma en la que repetir su historia delirante.
Petter Innes, febrero de 2014
Nota del editor: Por su carácter informativo reproducimos el comunicado emitido por el señor Pette Innes, FamiliaenDerechos no se hace responsable de las opiniones vertidas por los autores, o de los lectores mediante la publicación de sus comentarios