Share Button

 opinion jose ignacio gomez

1.- Evolución de Separaciones y  Divorcios  en España.

 

Desde el año 1981, fecha de aprobación de la primera Ley de Separación y Divorcio en España, a partir de la cual se han ido incrementándose las mismas de forma gradual.

En 2005, se aprueba la segunda Ley de Separación y Divorcio, también conocida como “divorcio exprés“, donde se cambian ciertas normativas de la ley anterior y se produce en los años 2005, 2006 y 2007 un incremento exponencial del total de divorcios y separaciones, consecuencia sin duda del efecto de dicha ley. (Ver gráfica datos INE, Instituto Nacional de Estadística).

De igual forma se produce la disminución de las separaciones (donde aún se mantiene cierto vinculo legal en la pareja y el vínculo matrimonial) a un valor casi residual a favor de los Divorcios (donde ya no existe ningún vinculo legal ni matrimonial en la pareja).

En 2007, se sitúa a España como el país de la UE con mayor tasa por mil habitantes (3,16) de separaciones y divorcios, según datos del IPF (Instituto de Política Familiar). Actualmente, El primer país es Bélgica y el segundo España.

2014-03-10 evolucion separaciones y divorcios

Es cierto que en 2008-2009 disminuyeron las rupturas familiares pero sencillamente, es producto de la crisis económica que azota a la sociedad española, y que supuso un freno temporal.

En 2010-2013, se produce un nuevo incremento de las mismas situándose en torno a 110-120 mil rupturas año.

Dicha cifra empieza a alcanzar al número de matrimonios, que se sitúa para esos años en torno a 160 mil.

“La sostenibilidad de un país está asegurada en buena medida por sus estrategias de prevención en diferentes áreas, pero especialmente en aquellas que hacen referencia a la protección del bienestar de las familias, sobre el que se apoya la renovación e incremento de la pirámide poblacional, gravemente alterada en España como en casi ningún país occidental.

“El costo económico y moral para España, de tal índice de rupturas es sin duda incalculable”.

 

2.- “Mediación Familiar “: Estado actual en España.

 

En la Directiva 2008/52/CE, de mayo de 2008 del Parlamento Europeo, la mediación en asuntos civiles y mercantiles y en especial en los asuntos de familia, encontramos un ejemplo de la aplicación de las políticas comunitarias en la búsqueda de mejora, uniformidad y aproximación de los sistemas de justicia de los Estados de la Unión Europea a los ciudadanos. La transposición de la Directiva debe observarse por los Estados miembros antes de mayo de 2011.

 

Actualmente la Mediación es competencia de las diecisiete Comunidades Autónomas, once de ellas ya han legislado sobre Mediación Familiar; y dos, sobre Mediación en el ámbito del derecho privado. Hasta la fecha, carecemos de una Ley de mediación de ámbito estatal destinada a regular de manera sistemática, la mediación civil y mercantil.

 

En consonancia con la Directiva 2008/52/CE sobre la mediación, las Leyes autonómicas de mediación familiar, tienen dentro de sus objetivos regular un “procedimiento alternativo o complementario de resolución de conflictos”. Las Leyes, en armonía con la Directiva, han ido extendiendo su campo de intervención a otros conflictos que no estando directamente relacionados con la ruptura matrimonial o de pareja, pueden afectar a la familia.

 

El estado actual de la mediación en los conflictos familiares y en los casos de separación y divorcio, es de aplicación prácticamente nula, dado el mínimo impulso de la mediación por parte del CGPJ ( Consejo General del Poder Judicial ) y del Mº de Justicia, que no ha ido más allá de algunos proyectos pilotos, sin un verdadero Plan y voluntad  de implantación a nivel nacional, consecuencia del cual vienen no sólo el notable aumento de los divorcios señalados en el punto anterior, sino un aumento de los conflictos en los casos de separación, que siguen estando ligados al conflicto que el propio proceso Judicial genera en sí mismo.

 

En Europa Occidental, EE.UU., Canadá, etc, la mediación familiar es una fase previa al proceso Judicial y en muchos países obligatoria en casos de hijos menores (Francia, EE.UU., etc) lo que permite una disminución de la litigiosidad y del número de divorcios, como los recientes datos publicados en Francia, donde se apunta además al ahorro importante en el alto costo económico y moral que supone a las familias afectadas y a la sociedad en general.

 

3.- “Custodia Compartida“: Estado actual en España.

 

En Europa Occidental, EE.UU., Canadá, y varios países de Sudamérica (Brasil, Méjico, Perú, etc.) existe desde hace años (y décadas en algunos de ellos) la aquí llamada “custodia compartida “o “coparentalidad “, dando cumplimiento a los diversos tratados internacionales sobre “derechos del niño”.

 

Consecuencia de diversas directivas Europeas y la “Carta de Derechos del niño “, en 2011 y 2012, se han aprobado varias leyes regionales de Custodia Compartida (Cataluña, Aragón, Navarra y Valencia). Aunque su aplicación aún está en un estado muy incipiente.

 

En otras regiones/autonomías no existen competencias sobre esta material, y no existe una Ley Nacional de Custodia Compartida, que permita mantener el vinculo familiar ( padre/madre ) con los hijos menores, y se asigna la custodia de forma mayoritaria ( superior al 90 % datos INE ) a la madre, provocando como indica el preámbulo de la Ley de julio /2005 de Separación y Divorcio que de “una forma inexplicable y correspondiendo a modelos de tiempos pretéritos miles de niños son separados de sus padres, produciendo una ruptura de su vínculo con el padre “. No obstante, dicha ley lejos de solucionar tan grave problema, no hace sino aumentarlo, manteniendo la custodia monoparental como venía haciéndose desde la primera ley de divorcio de 1981, incrementando las trabas, alguna de ellas ya declaradas anticonstitucionales (como el informe favorable del fiscal).

 

Actualmente está presentado en el Parlamento un Anteproyecto de Ley que regule la corresponsabilidad parental, consecuencia de la propuesta parlamentaria como moción de urgencia del partido UPyD,  a la que se sumaron PNV, Ciu, PP y se opuso PSOE e IU. Ya se han superado ampliamente todos los plazos parlamentarios previstos, siendo grave la dilación del actual Gobierno.

 

4.- “Mediación Familiar y Custodia Compartida: Políticas para atenuar el incremento de rupturas familiares y mantenimiento de la familia en caso de separación/divorcio “

 

Las autoridades legislativas y ejecutivas  deben establecer medidas urgentes imprescindibles para abordar la problemática de la ruptura matrimonial en España, mediante la  elaboración de una Ley Nacional de Prevención y Mediación Familiar haciendo su uso obligatorio y previo a cualquier proceso judicial en el que este inmerso una familia, evitando el agravamiento del conflicto y el no retorno que provoca el proceso judicial actual.

Asimismo, el primar el mantenimiento de la familia si la separación es inevitable mediante la elaboración de una Ley Nacional de Custodia Compartida, haciendo su aplicación preferente,  en todos los procesos en que este inmersa una familia con hijos.

La creación de una Subcomisión  permanente en el Congreso para analizar la ruptura familiar en España y tutelar la aprobación de la Ley Nacional de Mediación Familiar y Custodia Compartida en los casos de familias inmersas en conflictos, y la supervisión de la aplicación de la misma por los Juzgados Provinciales, para evitar la situación actual en las comunidades autónomas que cuentan con dichas leyes, donde son meras experiencias sin alcance real, por falta de apoyo e implicación del CGPJ y el Mº Justicia.

Entendemos que sólo así podrá preservarse la familia y evitar la sangría moral y económica a la sociedad que supone que España sea el país de la Unión europea con mayores índices de Separaciones, y en caso de separación de los padres, asegurar a los hijos el mantenimiento de la estructura familiar (padre/madre) en la que España es una excepción en relación con los países occidentales.

Ponencia leída por su autor en el VI Congreso Mundial de las Familias / WCF VI Madrid 2012