Share Button

2014-03-17 maltrato infantil

Hemos de felicitar al periodista Carlos Herrera que en su programa de ayer 17 de marzo dedicó su conocida sección de los Fósforos a tratar el tema de los casos de niños desaparecidos por sustracción parental.

El motivo de tratar ese tema viene justificado por la reciente publicación del informe de la Fundación ANAR sobre niños desaparecidos por esta causa en 2013.

La Fundación ANAR (Ayuda a Niños y Adolescentes en Riesgo) es una organización sin ánimo de lucro, cuyos orígenes se remontan a 1970, y desde entonces, se dedica en el marco de la Convención de los Derechos del Niño de Naciones Unidas, a la promoción y defensa de los derechos de los niños y adolescentes en situación de riesgo y desamparo, mediante el desarrollo de proyectos tanto en España como en Latinoamérica.

En su anterior informe correspondiente al ejercicio 2012 la Fundación ANAR ya refería una realidad que es ocultada por los medios de comunicación y por sectores afectados por la ideología de género, y que no es otra que la violencia en la infancia en cualquiera de sus formas es un hecho y está presente en nuestro país de forma oculta.

Entre los datos de referido informe cabe destacar que frente un 22% de las agresiones a los menores producidas por los varones, se producen un 15,5 por ciento de las agresiones de los menores a manos de sus madres.

Estas diferencias se acortan en cuanto al sexo de los niños agredidos, pues frente a 275 denuncias realizadas a la asociación por niñas agredidas en el año 2012, cabe reseñar que hubo 228 supuestos de agresiones denunciadas por niños varones en ese mismo año. Es decir que en edades infantiles la víctimas de los maltratos no presentan diferenciación en cuanto al sexo, y tanto las niñas como los niños son agredido por sus progenitores (tanto padres como madres).