Share Button

2014-03-13 muerte de menores

La Audiencia Provincial de Melilla ha condenado por asesinato a 17 años de cárcel a la madre y la abuela del bebé hallado muerto en la ciudad autónoma el día de Navidad de 2012, en el armario de su vivienda. El novio de la abuela ha sido condenado por su parte a 15 años de prisión.

Según la sentencia la madre y la abuela del bebé muerto son responsables de la comisión de un delito de asesinato.

En la vista oral quedó probado que la madre del bebe sabía que estaba embarazada, que la niña nació viva y que murió más tarde por anoxia mecánica derivada de una dificultad para respirar porque su madre se desentendió de ella. La abuela igualmente conocía el estado de su hija, y la ayudó a dar a luz el 20 de diciembre de 2012 en su propio domicilio encargándose de limpiarlo todo con intención de ocultar el cadáver del bebé.