Share Button
  • El Tribunal Constitucional denuncia el frecuente incumplimiento de la jurisprudencia constitucional en algunos juzgados de instrucción
  • El detenido fundamentó la ilegalidad de su detención por no haber sido informado de la causa de su detención.
  • El hombre denunció que el colchón del calabozo tenía orín y excrementos
  • La denuncia de su pareja quedó archivada y actualmente hay un procedimiento por denuncias falsas

2014-03-17 TRIBUNAL CONSTITUCIONALSegún informa a este medio la Asociación de Custodia Compartida de Alicante, uno de sus socios ha recibido la Sentencia de la sala primera del Tribunal Constitucional en la que estiman su recurso de amparo al no haber admitido la incoación del procedimiento de habeas corpus el Juzgado de Instrucción nº 2 de Benidorm.

La Sentencia del Constitucional rompe la indefensión de las detenciones ilegales y de los hombres acusados por presuntos delitos de malos tratos falsos

La Sentencia a la que ha tenido acceso la redacción de este medio, constata la realidad de muchos hombres ante una denuncia por malos tratos. El demandante en amparo fue detenido a las 22:00 horas y llevado al cuartel de la Guardia Civil de Altea. Tras la lectura de sus derechos el detenido presentó una solicitud de incoación de procedimiento de habeas corpus.

La solicitud de fundamentaba en que se estaba produciendo una prolongación indebida de la situación de privación de libertad, y que la única diligencia practicada era la propia declaración del detenido., comunicándole la Guardia Civil que se mantendría su situación de detención hasta el día siguiente por tener acordado el Juzgado de Guardia que sea a las 10:00 de la mañana de cada día la conducción ordinaria de los detenidos.

El detenido igualmente manifestaba que no se le había comunicado los motivos de su detención, pues sólo se le había informado que se trataba de una denuncia de malos tratos, pero sin comunicarle los hechos concretos.

Con posterioridad el Juzgado mediante Auto denegó la incoación del procedimiento de habeas corpus al justificar que la detención se había practicado por agentes de la autoridad, no habiendo transcurrido plazo superior al fijado por las leyes, habiendo sido respetado los derechos del detenido.

Dado que el Juzgado constataba la existencia de denuncia por malos tratos psicológicos,  y que el detenido había sido informado de sus derechos, no se podía considerar la detención como ilegal.

El detenido ante dicha resolución formuló un incidente de nulidad que también fue rechazado, por lo que inició la vía de Recurso de Amparo ante el Tribunal Constitucional.

El Tribunal Constitucional admite el amparo, incluso en contra del parecer del Ministerio Fiscal, pues entiende que la inadmisión del habeas corpus incumple una reiterada jurisprudencia del alto Tribunal al respecto, vulnerando la inadmisión del habeas corpus el artículo 17.4 de la Constitución, pues al fundamentar el Juzgado su decisión en que el detenido no se encontraba ilícitamente privado de libertad, por no existir detención ilegal, se estaba dictando una resolución sobre el fondo, cosa que sólo se puede realizar una vez sustanciado el procedimiento.

La Sentencia del Tribunal Constitucional constata por tanto el quebrantamiento de los derechos fundamentales de los hombres en muchos supuesto de detención por violencia de género, y no escatima palabras al referir textualmente que “el frecuente incumplimiento de esta jurisprudencia constitucional por parte de algunos juzgados de instrucción que este Tribunal puede observar es grave, carece de justificación y dota de especial transcendencia constitucional a este recurso”

El Tribunal Constitucional igualmente se ve en la necesidad de “reiterar que este Tribunal ha declarado que el procedimiento de habeas corpus no puede verse mermado en su calidad o intensidad; y que el control judicial de las privaciones de libertad que se realizan a su amparo debe ser plenamente efectivo, y no solo formal, para evitar que quede menoscabado el derecho a la libertad, ya que la esencia histórica y constitucional de este procedimiento radica en que el Juez compruebe personalmente la situación de quien pide el control judicial, siempre que la persona se encuentre efectivamente detenida, ofreciéndosele una oportunidad de hacerse oir.”

Efectivamente, el detenido había sido privado de sus derechos, pues en el caso de Autos la comparecencia del detenido se realizó ante la Secretaria jucial, recordando el propio Tribunal Constitucional “que este acto no puede colmar la exigencia de que, una vez incoado el procedimiento de habeas corpus, el detenido sea oído por el Juez”

Esta Sentencia viene a reafirmar las denuncias realizadas por multitud de asociaciones y abogados, en el sentido que parece que ante una denuncia por violencia de género se trata a los hombres sin ningún tipo de consideración, sin que se respeten en muchos casos los derechos constitucionales básicos.

Al propio Tribunal Constitucional no se le escapa la triste realidad a la que son sometidos muchos varones tras denuncias por malos tratos, denuncias que como en el supuesto de autos en muchas ocasiones acaban archivadas.

Esta Sentencia del Constitucional parece que viene a intervenir en el debate suscitado últimamente sobre la presunción de inocencia de los varones, y sobre la existencia de denuncias falsas.

Puede leer integramente la Sentencia pulsando aquí: SENTENCIA-ACCA-TC