Comparte

violencia de genero 158

El último informe del Observatorio de la Violencia, órgano que depende del Consejo General del Poder Judicial, incide sobre el bajísimo porcentaje de denuncias interpuestas por los familiares de las víctimas en España, que suponen el 1,56% del total.

Este dato coincide con la creciente alarma por la muerte de 18 mujeres en lo que va de año presuntamente a manos de sus parejas o exparejas.

“El porcentaje de denuncias de familiares nunca ha superado el 2%”, reconoce Miguel Lorente, exdelegado del Gobierno para Violencia de Género. “Es la prueba gráfica de que la violencia de género se considera por la sociedad todavía un problema privado de la mujer en el que nadie debe implicarse”.

Lorente se pregunta en alto ¿qué haríamos si a una hermana o una hija le agredieran en la calle o en la empresa?. “Seguro que seríamos los primeros en denunciar”.

El Observatorio de la Violencia admite que se mantiene estable la “muy baja proporción de denuncias presentadas por familiares”. El hecho de que las agresiones se cometen habitualmente en el domicilio, y en ausencia de familiares o terceros, dificulta que se personen como denunciantes, al no haber sido testigos.

El Observatorio del CGPJ plantea que “si existe baja proporción de denuncias de familiares evidentemente hay que sensibilizar más a ese sector” y pide que “a tal fin se conciencie a los mismos de que se trata de un delito no privado, sino que trasciende al ser una violación de los derechos humanos de las mujeres”.