Comparte

El presidente de Ecuador, don Rafael Correa, tiene las ideas claras: la ideología de género es uno de los mayores problemas de la sociedad actual. Correa, como la mayoría de la sociedad sana, tiene claro que sólo existen dos géneros, el masculino y el femenino, que el género viene determinado genéticamente y no es objeto de elección. Correa defiende la familia tradicional, y reconoce que algunos están haciendo un gran negocio de la ideología de género.