Comparte

OREGON, EU. A un jurado de Oregon le tomó poco más de una hora declarar culpable a una mujer de 25 años por el asesinato de su hijo de 4 años, a quien mató por creer que era homosexual. Una hermana del menor fue testigo de la fatal paliza, y había dicho con anterioridad que el motivo de este violento crimen fue que la mujer creía que el niño era homosexual. Jessica Dutro será sentenciada el próximo 18 de abril en la corte del condado de Washington. El pequeño Zachary Dutro-Boggess murió de rasgaduras en el intestino causadas por golpes en el abdomen. El niño se colapsó en el albergue para indigentes en el Suroeste de Portland, donde la familia había estado viviendo.

Se le dijo al jurado que la hermana de Zachary, de 7 años, vio a su madre y al novio de ésta golpear al menor el pasado 12 de agosto del 2012.