Comparte

Publicamos un vídeo realizado por un hombre que ha sufrido la injusticia en sus propias carnes.

El vídeo tiene como  intención  denunciar OTRO TIPO MALTRATO que se produce actualmente y nadie denuncia. Tan despreciable es aquel hombre que pega a una mijer com lo que hacen algunas madres que aprovechan de las ventajas que le otorgan las leyes actuales.
Los jueces siguen acogiendose a leyes obsoletas que los políticos ni quieren ver ni se atreven a cambiar. Los abogados y sicólogos se enriquecen y juegan con nuestra desesperación y con nuestras vidas. Lo más triste es que no  solo son los papás los que sufren, LOS HIJOS TAMBIÉN SON MALTRATADOS, al alejarlos de sus papás y con sentencias absurdas que no analizan la realidad de los menores.

Si mujer y hombre son iguales, mamá debe ser igual que papá. Aquí es donde las feministas se callan.