Comparte

2014-05-06 sindrome de alienacionPadres divorciados o madres separadas ya no podrán inducir odio a los niños contra sus ex parejas, ni chantajearlas con negarles visitas, convivencia o dinero. Si lo hacen, podrían ser castigados con penas de cuatro hasta 12 años de prisión, según la propuesta de la diputada Bertha Yolanda Rodríguez, quien indicó que este tipo de situaciones ocurre en el 40% de los casos de separación.

Esta conducta conocida como alienación parental será castigada con penas de cárcel, explicó la diputada en rueda de prensa, con el objetivo de proteger los derechos de los niños y niñas y evitar que los menores sigan siendo rehenes de sus propios padres.

“La alienación parental consiste en la manipulación de un menor por parte de su progenitor para provocar rechazo, rencor, odio o desprecio hacia la otra parte, sea madre o padre”, leyó la diputada priísta.

La diputada Rodríguez Ramírez calificó como un absurdo jurídico que en Jalisco la pérdida de la patria potestad signifique también la pérdida de la custodia y la convivencia con los hijos.

“Estamos proponiendo de cuatro hasta 12 años de prisión a quien impida de manera reiterada las visitas decretadas por resolución judicial cuando la víctima se trate de un menor de 12 años de edad, y se aumentará la pena 50% si lo traslada fuera de Jalisco”.

Afirmó que la iniciativa está en análisis por parte de las comisiones de Justicia y Puntos Constitucionales, y que representa un gran avance para Jalisco en materia de protección de los derechos de niños y niñas, ya que considera reformar 37 artículos y adicionar cuatro al Código Civil de Procedimientos Civiles, la Ley de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes y el Código Penal del Estado de Jalisco.

“Más allá de las desaveniencias personales de las parejas lo único que se está poniendo en riesgo es el sano crecimiento de los menores y esta iniciativa protege los derechos de la infancia. Las niñas y los niños tienen el derecho a convivir con sus padres, con independencia a si están o no casados, o cohabitan. Ya no estarán más sujetos al capricho de uno u otro por las desaveniencias que terminan en separación o ruptura de las parejas”.

Entre las novedades jurídicas que se plasman se consideran la incorporación de la figura de régimen de visitas y convivencia; se adoptará la figura de custodia compartida; ya no se impedirá la convivencia entre un hijo y otro de los padres; se agravarán las penas para quien sustraiga u oculte a su hijo; se dividirán los alcances de la patria potestad, la custodia, las visitas y la convivencia. Además se incorpora un decálogo de los deberes de crianza y se establece que se trata de personas menores de edad, para puntualizar que gozan de derechos que tienen que respetarse.

En Jalisco se registran 12 divorcios al día. Según datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de Relaciones en los Hogares, cuatro de cada diez mujeres separadas sufrieron amenazas de su ex pareja y en el 26% de los casos, la ex pareja hizo que los niños se pusieran en contra de ellas o de los papás.