Comparte

Según el Tribunal Supremo el informe emitido por el psicólogo no era un documento idóneo para probar un cambio de circunstancias que impusiera la modificación de las visitas y estancias, pues debió practicarse por el equipo psicosocial del Juzgado.


 

2014-06-02 justiciaEl alto Tribunal refiere en su Sentencia que “… Por lo que atañe al documento octavo, un informe emitido por un psicólogo, cabe añadir que no era el medio idóneo para probar un cambio de circunstancias tal -la recurrente afirma que «se ha producido un progresivo necrosamiento de las relaciones entre los niños y su padre»- que impusiera la modificación del régimen de visitas y del régimen de estancias acordado como medida previa, confirmada primero por el Juzgado y después por la Audiencia. Una modificación como la pretendida por la recurrente debió contar no con una opinión psicológica escrita (esta es la condición que corresponde al informe presentado) sino con una prueba pericial practicada por el equipo psicosocial del Juzgado y sometida al principio del contradicción, a fin de que las partes y el juzgador pudieran pedir cuantas aclaraciones, precisiones y complementos consideraran necesarios …”

Leer Sentencia: STS INFORME PSICOLOGICO 2014-10-14