Comparte

En la Ley de Presupuestos el gobierno popular consolidó la discriminación masculina en materia de pensiones.


Aunque ha pasado bastante desapercibida, el hecho cierto es que la disposición final segunda  de la Ley 48/2015, de 29 de octubre, de Presupuestos Generales del Estado para 2016, incorporó un nuevo precepto al Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social – artículo 60 -, conforme al cual:

“1. Se reconocerá un complemento de pensión, por su aportación demográfica a la Seguridad Social, a las mujeres que hayan tenido hijos biológicos o adoptados y sean beneficiarias en cualquier régimen del sistema de la Seguridad Social de pensiones contributivas de jubilación, viudedad o incapacidad permanente.

Dicho complemento, que tendrá a todos los efectos naturaleza jurídica de pensión pública contributiva, consistirá en un importe equivalente al resultado de aplicar a la cuantía inicial de las referidas pensiones un porcentaje determinado, que estará en función del número de hijos según la siguiente escala:

a) En el caso de 2 hijos: 5%.
b) En el caso de 3 hijos: 10%.
c) En el caso de 4 o más hijos: 15%.

A efectos de determinar el derecho al complemento así como su cuantía únicamente se computarán los hijos nacidos o adoptados con anterioridad al hecho causante de la pensión correspondiente…”

Esta novedad que es de aplicación para los hechos causantes producidos a partir del 1 de enero de 2016, supone que las mujeres por el hecho de ser mujeres cobrarán un complemento del que no disfrutarán los varones; nos explicamos:

Pongamos que un hombre y una mujer a la fecha de su jubilación (siempre que esta tenga fecha posterior al 1 de enero de 2016) tienen derecho a la misma pensión de 1750 euros mensuales (pues ambos han cotizado las mismas cantidades) y ambos tienen cuatro hijos, pues bien, el varón cobrará su pensión monda y lironda de 1750 euros y la mujer cobrará 2.012,50 euro al mes, es decir 262,50 euro más al mes aunque los dos tengan realizadas las mismas cotizaciones a la seguridad social.

¿Como justifica el trato discriminatorio el legislador?.

 

El legislador cree que las mujeres españolas son amebas y se reproducen de forma asexual dado que es su aportación demográfica a la seguridad social la que justifica el incremento de su pensión, pues claro el padre de los niños en nada ha contribuido a la aportación demográfica.

Esto ya es discriminatoria y disparatado pero todavía hay más, pues las mujeres tendrán derecho a ese complemente aunque los hijos sean adoptados, es decir, que hasta las mujeres que no han parido tienen derecho al incremento a diferencia de los hombres.

Pongamos un ejemplo:

Dos mujeres que deciden contraer eso que ahora se llama matrimonio y que deciden adoptar a dos niños (aun en perjuicio de los menores así adoptados) tendrán derecho a ver incrementada su pensión de jubilación (o de viudedad o incapacidad) en un 5 % (total un 10 % en la supuesta y mal llamada unidad familiar); sin embargo dos hombres que deciden contraer lo que ahora se llama matrimonio (es decir una pareja homosexual) que deciden adoptar dos menores (aún en perjuicio del interés de los menores) no verán incrementada su pensión.

De todas formas veamos la injusticia en un caso que cumplen el 99,99 % de las familias españolas (verdaderas familias compuestas por varón y mujer). En el caso de que usted y su mujer tengas cotizaciones a la seguridad social idénticas o parecidas, y tengan 2 o más hijos ella cobrará más pensión de jubilación.

Ante esta situación ¿alguién a dicho algo? nosotros particularmente no hemos oido nada de nada, pero tengan la seguridad que desde la Asociación Europea de Abogados de Familia vamos a empezar a dar guerra con este asunto.

Por cierto, se me olvidaba, si además usted es funcionario sepa que el gobierno de ZP le bajo su sueldo entre un 5% y un 7 % y el gobierno de Rajoy en lugar de devolvérselo ha decido pagar con su dinero pensiones pensadas por los ideólogos de género.