Share Button

El juez ha abierto diligencias contra la madre como autora de un posible delito de homicidio en grado de tentativa


A tenor de los hechos ocurridos el pasado lunes, a la mujer se le imputa un posible delito de homicidio en grado de tentativa en el marco de la violencia doméstica, delito éste que podría verse sometido posteriormente a una calificación distinta en función del desarrollo de la investigación judicial. Al parecer, Lucía asestó varias cuchilladas en las muñecas a su hijo, llegándole a cortar los tendones de la mano izquierda.

Por ello, esta mañana y de oficio, el magistrado del Juzgado de Instrucción número 3 de Teruel ha dictado una orden de alejamiento y comunicación por cualquier medio contra Lucía Ascensión R. R. prohibiéndole aproximarse a su hijo menos de 200 metros durante el tiempo que duren las actuaciones judiciales.

Entiende el juez que existen indicios fundados para creer que la madre intentó acabar con la vida de su hijo, quien padece una enfermedad degenerativa que le convierte en totalmente dependiente. Debido a la gran cantidad de sangre que perdió a consecuencia de la agresión, el joven sufrió un shock hemorrágico. Poco tiempo después, la madre intentó acabar también con su propia vida, tratando de cortarse el cuello y las venas.

Recoge el instructor en su auto que previamente a estos hechos, esa misma mañana, Lucía había suministrado medicamentos a su hijo ingiriéndolos posteriormente ella con la clara intención de provocar la muerte de ambos.
Fundamenta el juez su decisión en que las medidas adoptadas son necesarias para proteger a la víctima “vulnerable por su discapacidad” y para tratar de evitar una posible reproducción de hechos similares. Por ello, ha solicitado a los familiares más cercanos del joven que notifiquen al juzgado las personas que se van a hacer cargo de él ya que, en su defecto, deberá ser tutelado por los servicios sociales.

Madre e hijo continúan ingresados en el hospital Obispo Polanco por lo que el instructor no tiene previsto, por el momento, tomarles declaración hasta que obren en su poder los pertinentes informes médicos que indiquen que se encuentran en condiciones de poder hacerlo.