Share Button

El tribunal absuelve al hombre, que se enfrentaba, como su pareja, a doce años de cárcel por un delito de violación


La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a un año de prisión a una mujer que forzó sexualmente a otra, de la que estaba celosa ya que había mantenido relaciones sexuales con su pareja. Según la sentencia, la condenada puso sus genitales en la cara de la víctima a la fuerza, e intentó, sin conseguirlo, que le hiciera una felación.

La sentencia, que la considera autora de un delito de agresión sexual, le impide acercarse a 500 metros de la víctima, a la que deberá indemnizar con más de 1.700 euros por las lesiones y los perjuicios morales que le causó. Al mismo tiempo, la Sala absuelve al compañero sentimental de la condenada, que estaba acusado por el mismo delito por el que ambos se enfrentaban a una petición fiscal de 12 años de cárcel.

Los hechos sucedieron en marzo de 2016 cuando la agresora, que conocía a la otra mujer porque ejercían la prostitución en el mismo local, llamó a la víctima para proponerle un trío con su pareja sentimental. Los tres cenaron en un local de Valencia y posteriormente subieron a la vivienda de la pareja. Ya en la casa, el hombre y la víctima mantuvieron relaciones sexuales consentidas, hecho que ya se había producido el día anterior, cuando ambos tuvieron un encuentro sexual a cambio de dinero.

Tiempo después, la condenada comenzó a forcejear con la agredida para exigirle que tuviera sexo con ella, por lo que le puso los genitales en la cara para que le practicase una felación, a lo que la víctima se opuso.