Share Button

La popular presentadora Ana Rosa llora ante el abrazo de una madre y su hija pero se olvida que al padre no le dieron la oportunidad para abrazar a su propia hija.


La popular presentadora de televisión se ha emocionado (y ha llorado) cuando ha visto las imágenes de la madre condenada a 14 años de cárcel por un caso de sustracción de menores en Estados Unidos. La condenada María José Carrascosa regresaba a España para abrazar por primera vez a su hija, a la que no había vuelto a ver desde los 11 años, cumpliendo ahora esta la mayoría de edad, sin embargo nadie se ha acordado de un padre (Peter Innes) al que nadie ha dado la posibilidad de abrazar a su hija.

Es necesario recordar que María José Carrascosa voluntariamente dejo a su hija al cuidado de sus abuelos en España impidiendo de esta forma que el padre pudiera disfrutar de la compañía de su hija, pero parece que nadie está dispuesto a llorar por los miles de  padres que son apartados ilícita e inmoralmente de sus propios hijos.