Share Button

El acusado escribió un comentario sin nombrar a su exmujer pero la Audiencia estima que el insulto acredita la injuria


Un hombre ha sido condenado a quince días de trabajos comunitarios por llamar «perra» a su expareja, sin citarla expresamente, en su perfil privado de la red social Facebook, al tiempo que criticaba la legislación contra la violencia de género. La Sección Primera de la Audiencia de Alicante ha confirmado así el fallo de un juzgado especializado en violencia machista, que había considerado al hombre autor de un delito leve de injurias o vejaciones.

El acusado escribió el 23 de noviembre del pasado año en la citada red social: «Eso es lo que pasa y yo soy uno de ellos, que algunos padres sin comerlo ni beberlo nos enfrentamos a noches de calabozo por perras que no saben vivir y meten a los hijos por medio y los utilizan para amargar la vida del padre y ponerlos en contra de ellos».

El comentario se insertaba en el marco de otra publicación titulada «La otra cara del sistema», en la que se criticaba la detención automática del varón en casos de «denuncias falsas» por violencia machista.

El juzgado de Violencia sobre la Mujer número 1 de Alicante determinó que el insulto se refería a su exmujer, aunque no la mencionaba expresamente, y condenó al denunciado por un delito leve de injuria o vejación injusta.

El hombre recurrió la sentencia ante la Audiencia con el argumento de que no había aludido directamente a la denunciante y ella no se encontraba en sus amigos y contactos de Facebook, por lo que no podía sentirse ofendida. Igualmente, alegaba que sus expresiones eran una «opinión a título personal» sobre un vídeo relativo a una actuación policial, al tiempo que acusaba a su expareja de indagar en su perfil privado de Facebook para denunciarle por cualquier comentario.