Comparte

El gran Charles Chaplin se atrevió a denunciar los crímenes de la Segunda Guerra Mundial en su película Monsieur Verdoux , así la última escena de la película se cierra con una frase cínica, aunque no falta de verdad, Chaplin (Monsieur Verdoux) es condenado a muerte por un crimen y sin embargo la guerra glorificaba a los asesinos de miles de hombres, y como única justificación el protagonista llega a afirmar: “Los números santifican, si matas a unos pocos eres un criminal, si asesinas a miles, eres un héroe”.

Ahora podríamos decir que con tanta ingeniería social ya los números no sirven para cuantificar pero si para cualificar, así algunos son catalogados como violentos, otras son catalogadas como heroínas. Como reflexión dejamos una imagen.