Comparte

Juana Rivas ha anunciado que recurrirá el auto que la deja a un paso del juicio por supuesta sustracción de menores y desobediencia judicial, mientras que ya se prepara para viajar a Italia y pasar la Nochevieja con sus hijos en este país al no haber tenido éxito hasta el momento en su pretensión de que se desplacen a España estos días.

Rivas ha señalado  que recurrirá el auto del Juzgado de Instrucción 2 de Granada alegando que siempre actuó  “para defender y proteger a sus hijos” cuando en mayo de 2016 abandonó con ellos el domicilio familiar de Carloforte (Italia) para traerlos a España y cuando estuvo un mes ilocalizable con ellos incumpliendo la orden judicial que le obligaba a entregárselos al padre.