Comparte

Recientemente hemos conocido que una mujer reconoce ante la Audiencia de Alicante que se inventó la agresión de su marido por celos.

Hace una semana informábamos que la joven que denunció en Pontevedra a una decena de chicos por abusar de ella reconoció ante la policía que la acusación era falsa.

También informábamos que Santiago Cámara salía de prisión tras tres meses de injusto ingreso carcelario pues la policía científica lograba demostrar que Santiago Cámara mató a su esposa en legítima defensa tras un forcejeo en que su esposa le trato de matar. A Santiago como era varón nadie le hizo caso y fue ingresado en prisión impidiéndosele ver a sus hijas menores, es decir la víctima fue injustamente castigada por un motivo ideológico.

Familia en derecho recuerda que tanto denuncias falsas, como acusaciones infundadas, son actitudes execrables que perjudican a las mujeres que realmente sufren abusos y a los hombres, que víctimas de denuncias falsas, sufren la estigmatización de muchas de sus amistades, familiares o incluso compañeros de trabajo que piensan que son culpables siendo inocentes.

Por ello desde la Asociación Europea de Abogados de Familia pedimos una Ley que proteja la presunción de inocencia cuando no existan sospechas fundadas sobre la culpabilidad del investigado.