Comparte

Las presiones del PSOE, CIUDADANOS y  PODEMOS hacen que los hombres sigan desamparados.


El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad decidió acertadamente abrir el teléfono 016 a los hombres separados con problemas, pero las presiones del resto de partidos políticos y las presiones de los grupos feministas mas interesados en defender su negocio antes que en resolver los problemas de la ciudadanía (independientemente de su sexo y edad) han frustrado el intento.

Tradicionalmente el 016 desde su creación era un teléfono para la asistencia de las mujeres supuestas víctimas de violencia de género. En dicho teléfono no se atendía las llamadas de niños maltratados por sus madres, ancianos abandonados y vejados, ni se atendía a hombres maltratados por sus esposas o parejas femeninas.

Muchas asociaciones y colectivos preocupados por los derechos de niños, ancianos y varones llevaban reivindicando un teléfono para poder solicitar ayuda o información (sobre custodia compartida, sobre temas relaciones con la separación o el divorcio, o en el caso de menores información sobre la posibilidad de ver a sus padres).

El Ministerio de Sanidad decidió ampliar los servicios del 016 para prestar  ayuda a las mujeres maltratadas, a hombres con todo tipo de dudas sobre igualdad de género, separaciones, divorcios, custodia de los hijos o conciliación de la vida laboral con la familia.

Esta claro que se necesita un gobierno con más valentía para acabar con las prerrogativas y el tinglado de los grupos feministas, pues no entendemos como puede causar polémica que un teléfono público pagado con el dinero de todos sirva para resolver los problemas de los ciudadanos indistintamente de su sexo.

En este sentido Ciudadanos, PSOE y Podemos lo tiene claro: a las víctimas de la violencia doméstica, ni agua.