Comparte

Una organización de mujeres víctimas de violencia de Canarias ha decidido asumir el pago de esta indemnización.


Juana Rivas tendrá que indemnizar a su expareja Francesco Arcuri por el tiempo que éste estuvo en España el pasado verano para recoger a sus hijos, mientras ella tenía secuestrados a sus hijos; así lo ha decidido el  Juzgado de Primera Instancia número 3 de Granada este miércoles.

El juzgado a establecido como indemnización la cantidad de 1.912 euros.

Es necesario recordar que la indemnización (aunque sin fijar importe) ya estaba reflejada en la sentencia que ese mismo juzgado emitió en su día obligando a Juana Rivas a la restitución de los menores a su padre y en la que igualmente fue condenada al abono de las costas del procedimiento.