Comparte

La instructora ha estimado la petición del fiscal y ha ordenado la prisión por entender que existe riesgo de que intente eludir la acción de la Justicia “por la gravedad del hecho y de la pena asignada al delito”


El Juzgado de Instrucción número 1 de Benidorm (Alicante) ha ordenado prisión provisional, comunicada, sin fianza para el hombre detenido el jueves 1 de febrero en un hotel de la localidad por la muerte de su madre en Valladolid.

El hombre, de 37 años, está investigado en una causa abierta por homicidio, aunque la calificación definitiva del delito que finalmente se le impute dependerá del resultado que arrojen las diligencias que se practiquen durante la instrucción.

El investigado ha estado declarando ante la jueza durante más de una hora. A petición de su abogado, ha sido sometido a una evaluación psiquiátrica por los forenses.

En su auto, la juez considera que existen “motivos racionales para creer responsable criminalmente” al sospechoso, detenido por la Policía en el hotel en el que estaba hospedado después la que el personal encontrara una nota de suicidio.

La instructora ha estimado la petición del fiscal y ha ordenado la prisión por entender que existe riesgo de que intente eludir la acción de la Justicia “por la gravedad del hecho y de la pena asignada al delito”.

La juez ha rechazado la petición de su abogado para que fuera internado en un centro psiquiátrico. Queda a disposición del Juzgado de Instrucción 2 de Valladolid, competente para investigar los hechos.