Comparte

Los magistrados señalan que la acusada se aprovechó del grave deterioro cognitivo de su madre


La sección III de la Audiencia Provincial de Zaragoza ha condenado a una mujer a una año y seis meses de prisión por un delito de apropiación indebida.Los magistrados consideran probado que la mujer, aprovechando la situación de incapacidad en la que se encontraba su madre de 82 años con grave deterioro cognitivo, y del que era plenamente consciente la acusada, la convenció para que fueran a la sucursal de Ibercaja, donde la madre tenía 14.000 euros, y retirar de su cuenta el dinero. Una vez allí traspasó la cantidad a otra cuenta nueva abierta a nombre de su madre y de ella. Pasados unos días la hija retiró los 14.000 euros de la mencionada cuenta quedándose el dinero para ella.

Por ello, los magistrados la condenan a una pena de cárcel y a indemnizar a su madre con 14.000 euros más los intereses legales asi como al pago de una multa por valor de más de mil euros y al pago de las costas, incluidas las de la acusación particular.