Comparte

El juzgado de Primera Instancia e Instrucción 1 de Alcalá de Guadaíra ha sobreseído la denuncia por falso testimonio que puso una mujer contra su exmarido y un detective cuyo informe sirvió para acreditar que trabajaba y convivía con otra pareja, por lo que perdió la pensión de su ex esposo.

En un auto del 23 de abril, la jueza señala que, tras practicar varias diligencias, incluida la toma de declaración a los denunciados -además del ex marido y el detective, otras dos personas que testificaron en el juicio en el que perdió la pensión compensatoria- “no consta que los investigados intencionadamente hayan faltado a la verdad”. La juez señala además que a la magistrada que en 2016 estimó la petición del ex marido para retirar la pensión compensatoria que llevaba pagándole a su ex mujer desde que se divorciaron en 2000 “no le cupo ninguna duda” por las declaraciones de testigos y los informes periciales de que la mujer convive maritalmente con una nueva pareja, hecho “relevante” para la decisión de quitarle de la pensión.