Comparte

Otro caso más en los que los titulares de los medios de comunicación creen alarmismo sobre la violencia de género.


Por desgracia el caso de la joven  de Castrogonzalo (Zamora) Leticia Rosino, es un caso más de desinformación de los medios de comunicación.

Aunque el joven responsable de asesinato siempre manifestó que su móvil no fue la agresión sexual, sin embargo lo políticamente correcto trato de hacer pasar un asesinato por una agresión de género.

Por lo visto el joven atacó a la mujer impulsado por un violento ataque de ira, pero no la agredió sexualmente, tal y como certifican ahora las pruebas de toxicología que no han detectado en la autopsia indicios externos de intento de violación.

Evidentemente el asesino, de confirmarse la autoría, se merece la pena recogida en el Código Penal, pero lo que no se merece la sociedad española es que todo vil asesinato se haga pasar por violencia de género, y todo ello para tratar de justificar los millones que los presupuestos de las diferentes administraciones se gastan para combatir un problema grave, pero intencionadamente aumentado.