Comparte

La mujer condenada deberá indemnizar a la víctima con 36.120 euros


Los magistrados de la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Zaragoza han condenado a la pena de 6 años de prisión a una mujer por un delito de lesiones y otro de extorsión (3 años por cada uno de ellos). El tribunal le prohíbe comunicarse con la víctima por cualquier medio y acercarse a menos de 200 metros de ella durante 10 años (5 años por cada delito). La mujer condenada deberá indemnizar a la víctima con 36.120 euros por el perjuicio causado.La sentencia considera probado que la acusada logró que la denunciante le entregara 1.500 euros después de que, junto con otras dos personas más ya juzgadas, le propinaran golpes en la cara y le causarán graves y numerosas quemaduras en piernas, brazos, manos y pies. Para ello los tres acusados (dos de ellos ya condenados por estos hechos) utilizaron un cuchillo, que habían calentado con una vela encendida, y con otros instrumentos semejantes, tales como una lima o un abrebotellas.

Tras advertirle de que, si no pagaba de manera diligente una supuesta deuda podría sufrir daños más graves en su persona o en sus intereses, le sumergieron, hasta en diez ocasiones al menos, la cabeza en un recipiente con agua produciéndole sensación de asfixia.

El tribunal fundamenta su condena en que la acusada reconoció que “ella practicó personalmente dos quemaduras” y en que las declaraciones de la víctima que fueron coherentes y persistentes, así como en el informe forense que dejó plenamente acreditado que las lesiones sufridas son compatibles con lo referido por la denunciante.

Tiene en cuenta también que, otra de las acusadas -una menor de edad- condenada por el juzgado de menores, mostró su conformidad con los hechos coincidentes plenamente con los relatados en la sentencia ahora dictada.