Comparte

Javier Pérez Roldán explica en EsRadio(ver vídeo adjunto a la noticia)  su defensa a un ciudadano libre sancionado por unas supuestas manifestaciones de las que ni siquiera han podido probar su autoría. Las supuestas expresiones vejatorias de las que se acusa don Juan José Tenorio , presidente de la entidad ‘Valores en Baleares, fueron emitidas al presentar una proposición no de ley (PNL) en el Parlamento balear “en defensa del derecho de los padres a elegir en conciencia la educación que quieren para sus hijos”. El Ayuntamiento de Palma instó al fiscal a recurrir a la vía civil, a la vez que abrían un proceso administrativo a expensas de la ley LGTBI de rango autonómico. Tras unos meses, en octubre de 2017, la Fiscalía comunicó al juez instructor el archivo de la diligencia al entender que no había delito de incitación directa al odio, a la discriminación o a la violencia contra tales grupos. Sin embargo, en el informe se abría la puerta a una posible sanción administrativa, que como tal le fue impuesta a Juan José Tenorio el pasado mes de mayo. La sanción se tramitó de acuerdo a la normativa de la Ley 8/2016 de 30 de mayo para garantizar los derechos de lesbianas, gays, trans, bisexuales e intersexuales y para erradicar la LGTBI-fobia. Se consideró que Juan José Tenorio había emitido “intencionadamente expresiones vejatorias, de LGTBI-fobia, en los medios de comunicación, en discursos o intervenciones públicas” Por ello se consideró que Tenorio había incurrido en una infracción leve. El presidente de ‘Valores en Baleares’ ha recurrido la sanción, y el abogado Javier Pérez- Roldán explica el peligro de este tipo de leyes que establecen la censura, y el pensamiento único.