Comparte

En Andalucía,  como en otros Comunidades Autónomas, hay sospechas  fundadas que el interés de los menores no es respetado en todos los procedimientos judiciales, pues en numerosas ocasiones han sido cuestionado el trabajo de los Equipos Psico-sociales y su influencia en la actividad judicial y, desde luego, en la vida de los menores.

Tras la presentación de múltiples quejas el Defensor del Pueblo Andaluz ha elaborado un informe en que se detallan algunos de los problemas y en el que se emiten recomendaciones sobre los equipos psicosociales.
Entre las recomendaciones es necesario llamar la atención sobre la necesidad que detecta el Defensor del Pueblo andaluz de que se proceda a adoptar las medidas necesarias para garantizar que el interés superior del menor se configure como eje central de las intervenciones de estos servicios, así como en las disposiciones organizativas sobre los Equipos Psico-sociales, dado que en muchas ocasiones se detecta que el interés del menor se ningunea.
Para más información sobre las conclusiones y las recomendaciones del Defensor del Menor recomendamos visitar la web de la Asociación de Abogados de Familia en la que se detalla y se reproduce íntegramente el informe (pulsando aquí)