Comparte

La Policía Nacional ha puesto en marcha el sistema VeriPol para detectar las denuncias falsas.

Según fuentes policiales el sistema garantiza una precisión de más del 90 %.


El pasado sábado, 27 de octubre, la Policía Nacional anunció la puesta en marcha de un sistema para detectar denuncias falsas. El sistema ya está implantado en todas las comisarías españolas tras años de experimentación.

VeriPol es el nombre que ha recibido la aplicación informática que tratará de desenmascarar a los falsarios, aunque según refiera la propia Policía Nacional solo se aplicará a las denuncias por robo con violencia e intimidación, sin que se aplique a las denuncias falsas que se producen en las denuncias de violencia de género.

Cómo funciona.

Veripol es un programa que procesa únicamente el texto del denunciante utilizando técnicas de procesamiento de lenguaje natural, extrayendo características útiles que se pasan a un modelo matemático que estima la probabilidad de falsedad de la denuncia.

La herramienta identifica el delito basándose en el texto de la denuncia, por lo que no necesita ninguna información por parte del usuario, y es completamente automática. Se trata de la primera herramienta de este tipo en el mundo y diversos experimentos empíricos demuestran que tiene una precisión superior al 90%, mientras que policías expertos alcanzan una precisión del 75%. Precisamente el uso único del texto de la herramienta convierte a Veripol en un proceso rápido evitando el uso de variables que pudieran alterar los resultados.

El programa procesa el texto, extrayendo características útiles para su clasificación utilizando técnicas de procesamiento del lenguaje natural. Estas características se pasan a un modelo matemático que estima la probabilidad de falsedad de la denuncia. Experimentos empíricos muestran que el programa tiene una precisión superior al 90%. Un porcentaje que indicaría la probabilidad de que la denuncia sea falsa, y que motivaría la investigación posterior del presunto delito cometido.

Además, VeriPol extrapola e identifica patrones de comportamiento a partir de los datos, permitiendo entender cuáles son las características que más diferencian las denuncias falsas de las verdaderas.

Fruto de una larga investigación.

Veripol ha sido desarrollada por un equipo multidisciplinar de científicos con el objetivo de prevenir la comisión de delitos de denuncia falsa y evitar el desperdicio de recursos policiales optimizando su esfuerzo y tiempo

La nueva herramienta inició su andadura hace tres años cuando fue probada en 2015 en un conjunto de más de 1.000 denuncias presentadas en toda España.

Posteriormente, un estudio piloto llevado a cabo en junio de 2017 en Málaga y Murcia permitió a la Policía Nacional mejorar su índice de casos resueltos en un 80%.

VeriPol pasó una primera prueba de funcionamiento utilizando una base compuesta por 1.122 denuncias por robo con violencia e intimidación y robo con hurto presentadas en España en 2015. La base incluía 534 denuncias verdaderas y 588 falsas que solamente incluían la declaración del reclamante, sin más información. Para ello, un agente con amplia experiencia en interrogatorios, detección de mentiras e investigación participó en el proceso de revisión y clasificación de todas las denuncias.El funcionario trabajó en este proceso durante un período de dos años y las denuncias se le presentaron en un orden aleatorio en el que se alternaban las verdaderas con las falsas. Como resultado, la muestra resultó equilibrada.

A partir del análisis de las características y coeficientes de VeriPol, es posible sacar conclusiones sobre la veracidad de lo manifestado en una denuncia. De hecho, el modelo es capaz de discernir diferencias significativas en la narración de denuncias verdaderas y falsas que conducen a la mejor separación entre estas dos clases. De este análisis se puede concluir que las denuncias verdaderas y falsas difieren principalmente en tres aspectos principales: modus operandi de la agresión, morfosintaxis de la denuncia y cantidad de detalles.

Objetivos de VeriPol

Con esta herramienta informática la Policía trata principalmente de desalentar a los ciudadanos de presentar denuncias falsas y, por lo tanto, prevenir la comisión de delitos; sin embargo el segundo de sus objetivos no es nada despreciable, pues con ella se trata de evitar el uso innecesario de los recursos policiales, ahorrando tiempo y dinero.

Es necesario recordar que en algunos casos presentar una denuncia falsa tiene consecuencias tanto para el individuo como para el sistema policial. De hecho, se considera un delito penal y da lugar a multas sustanciales, no siendo infrecuente la presentación de denuncias falsas ante la policía. Muchas de estas denuncias tienen un carácter instrumental para cobrar indemnizaciones de seguros, y pueden suponer además un delito de estafa.

Sin embargo la aplicación VeriPol no se usará para detectar denuncias falsas en casos de violencia de género, pues aunque numerosas asociaciones de profesionales han denunciado sistemáticamente el uso de denuncias falsas en el ámbito del derecho de familia, el dogma oficial consiste en negar la existencia de este tipo de denuncias, pues su reconocimiento supone un ataque al tinglado montado alrededor de la violencia de género, y supone igualmente reconocer la falsedad de los dogmas defendidos por la ideología de género.