Comparte

PSOE y Podemos denuncian que el ayuntamiento de Alcobendas ha permitido un acto en el que se pedía la derogación de la Ley de Violencia de Género.


El PSOE y Podemos han demostrado una vez más que para ellos la democracia, y la libertad de expresión es una pose, no una convicción.

Ambas formaciones políticas (de izquierda, extrema izquierda, o extrema extrema izquierda) han denunciado que el pasado fin de semana, en la Ciudad Deportiva de Valdelasfuentes (Alcobendas), se celebraron unas jornadas en las que se solicitó la derogación de la Ley de Violencia de Género.

La charla cuestionada fue organizada por la asociación ‘Clases Medias’. En charla se abordaron entre otras cosas la custodia compartida y la igualdad real entre hombres y mujeres. Igualmente, y entre los temas desarrollados se planteó una de las principales reivindicaciones de la mayoría social, a saber la necesaria Derogación de la Ley de la Violencia de Género.

Para estas formaciones existe libertad de expresión para defender el terrorismo, para atacar a la Corona, a España, la religión católica, o para atacar y agredir a los varones, pero no existe libertad de expresión para solicitar la derogación de una ley que se ha demostrado injusta, discriminatoria, e inútil, por cuanto no ha servido para evitar la mal llamada violencia de género.

Parece increíble, pero Podemos a puesto el grito en el cielo por la concurrencia en las charlas de uno de los ponentes que en su intervención apareció encapuchado (famoso youtuber que como señal de identidad siempre aparece en sus vídeos encapuchado).

Igualmente, tanto Podemos como el PSOE, consideran inadmisible que en la pancarta que presidía el acto se solicitara la derogación de la Ley de Violencia de Género.

Ambas formaciones han reclamado la convocatoria del Pacto contra la Violencia de Género para que la concejalía de Igualdad aclare su compromiso contra las violencias machistas y expliquen por qué se ha permitido el uso de recursos públicos para hacer actos que incluyen este tipo de propaganda, es decir ambas formaciones ven mal que por medios democráticos se solicite la derogación de una ley injusta.

El gobierno popular del Ayuntamiento de Alcobendas se ha defendido diciendo que ‘la libertad de expresión es para todos’, argumento que no ha sido comprado ni por el PSOE, ni por Podemos, pues ambas formaciones han demostrado que solo defienden la libertad de expresión para los suyos.

El comunicado municipal dice que si una asociación quiere debatir sobre la derogación de una ley “están en su derecho”, al igual que otras asociaciones que han utilizado espacios municipales para debatir sobre otras leyes o cuestiones de la vida actual.

En las redes sociales tanto Podemos como el PSOE se han retratado.