Comparte

Aunque pudiera parecer una broma del día de los inocentes, la verdad es que el supremacismo sexual parece no tener límites, y ahora solicita el reconocimiento del feminismo como patrimonio cultural.


El pleno de l’Alcúdia aprobó por unanimidad en su última sesión del año celebrada el 27 de diciembre una moción presentada por el PSPV-PSOE. En dicha moción se insta al Gobierno de España a iniciar los trámites para que la Unesco reconozca el feminismo como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, tal como pidió Carmen Alborch, «una valenciana reconocida por todas las personas como una referente feminista cuando recibió la Máxima Distinción de la Generalitat el pasado 9 de octubre».

La moción señala que el feminismo «es el movimiento político y social que ha propiciado los avances más significativos en torno a la igualdad de oportunidades de mujeres y hombres a lo largo de los últimos siglos. Sin el feminismo no se hubieran podido reconocer las posiciones de desigualdad y discriminación que sufrían las mujeres y comenzar a articular las reivindicaciones por los derechos de las mujeres.

«En muchas partes del mundo, las mujeres siguen sufriendo grandes situaciones de desigualdades y violaciones de derechos humanos. En nuestro propio país, todavía queda camino por recorrer hasta la igualdad de mujeres y hombres. A pesar de ello, disfrutamos con unos niveles de igualdad que deben servir de ejemplo a otras sociedades que desean avanzar en igualdad», señalaron.

Aunque pudiera parecer una broma del día de los inocentes, la verdad es que el supremacismo sexual parece no tener límites, y ahora solicita el reconocimiento del feminismo como patrimonio cultural.