Comparte

La Audiencia de Barcelona ha confirmado la guardia y custodia de un padre sobre sus dos hijos que fueron sustraídos por la madre y llevan desde el verano de 2014 viviendo en México.


La Sección 18 de la Audiencia ha confirmado la sentencia del juzgado de primera instancia que dictaminó el divorcio de la pareja y otorgó la guardia y custodia de los dos hijos menores al padre, estableciendo un régimen de visitas para la madre, residente en México, en periodos vacacionales.

Tras el verano de 2014 la madre no retornó a los menores a su padre como estaba estipulado, y ahora la Audiencia considera que se produjo un «traslado ilícito» que no puede suponer un cambio competencial y determina que recae en la justicia española la decisión sobre los menores.

En paralelo, sigue abierto un procedimiento de sustracción internacional en México a partir de la solicitud de restitución del padre presentada el 8 de octubre de 2015, y los tribunales mexicanos en dos ocasiones han dictado a favor de éste, ordenando la restitución inmediata de los menores, una decisión que está suspendida a la espera de resolver una petición de amparo de la madre.

La madre había recurrido la sentencia de divorcio considerando que otorgar la guardia y custodia al padre infringía el principio del superior interés de los menores, y añadía que esta decisión era una sanción contra ella por haberse quedado a vivir en México con los niños sin consentimiento paterno.