Comparte

La trama descubierta recientemente confirma dos grandes mentiras del movimiento feminista: LAS MUJERES TAMBIÉN EJERCEN LA VIOLENCIA, y LAS DENUNCIAS FALSAS EXISTEN.


Con la detención de la tercera madre de la foto de Infancia Libre con Podemos, se desmonta el chiringuito del feminismo mantenido con dinero público.Hoy se ha consumado una tercera detención en la trama de las mujeres secuestradoras y acusadoras en falso. La nueva detenida llevaba dos años impidiendo que su ex pareja viera a la hija de ambos y también acusó a su ex sin pruebas de abusos sexuales sobre ella.

La Policía ya no duda en afirmar que existe una trama organizada, no obstante queda por seguir investigando al resto de asociaciones feministas que nutridas con dinero público pudieran ser paraguas de conductas delictivas.

Hoy martes la  Policía Nacional ha detenido en Madrid, a una tercera madre de la asociación Infancia Libre, por impedir a su ex ver a la hija de ambos durante dos años. En esta ocasión la detenida es  Ana María Bayo, quien llevaba más de un año en busca y captura por orden de un juzgado de Arganda del Rey.


Con este detención ya han sido detenidas tres de las cuatro mujeres que aparecen en la famosa foto con una de las líderes políticas de Podemos, tras una visita al Senado.

Los hechos, nuevamente, son similares a los que han conducido en los últimos dos meses a las detenciones de María Sevilla y Patricia González por el secuestro de sus propios hijos.

Como en todos los casos, el secuestro de las menores, venía acompañado de la presentación de denuncias falsas por abusos a los padres de los menores.

Este tipo de actuaciones han sido denunciadas reiteradamente por cientos de asociaciones, como la Asociación Europea de Abogados de Familia , mientras los principales medios de comunicación guardaban un cómplice silencio.

Otra dato importante es destacar que la detenida ha tenido a la misma abogada y al mismo psiquiatra que trabajan para Infancia Libre y asesoraron también a las dos arrestadas anteriores, Carmen Simón y el doctor Antonio Escudero Nafs.

Con esta coincidencia es fácil comprobar como las denuncias realizadas por cientos de asociaciones de padres, son ciertas: junto a la trama de cientos de asociaciones feministas regadas con fondos públicos, existen otras tramas de abogados, y psicólogo que dan cobertura a este tipo de secuestros, y que alientan la presentación de denuncias falsas, frente a los varones.

Es necesario que la sociedad española despierte de su sueño, y retire cualquier tipo de apoyo a las asociaciones feministas y a los partidos políticos que las apoyan (fundamentalmente PSOE, y PODEMOS), por cuanto el asunto de la Asociación Infancia Libre pone en evidencia que nuestros políticos nos han estado engañando con los datos de violencia de género, con el fin de destruir la familia, y propagar más fácilmente la insana ideología de género.