Comparte

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no desaprovecha la oportunidad y considera imprescindible una canción que arremete contra los juguetes y pide ropa unisex y ballet para niños.


La revolución no tiene límites, y cualquier pretexto es bueno para atacar lo que es natural: la diferencia entre la mujer y el varón.

Para la revolución, y para la ideología de género que no es más que una forma que adquiere la  revolución, no existen ni las leyes morales, ni las leyes naturales … todo es digno de ser abolido para construir una sociedad de esclavos al servicio de una ideología destructiva.

Ahora, en plenas fechas navideñas, la Comisión de Género de la AFA del Colegio Fructuós Gelabert, un centro público de educación primaria y de infantil, que tiene alumnos hasta los 11-12 años, difunde una cancioncilla, a modo de villancico feminista, con la que se pretende ideologizar a los niños.

El villancico titulado ‘Atrapades en el génere’ (“Atrapados en el género”, en castellano) tiene un estribillo que se repite de la siguiente manera: “Cuando te digan que es de nenas, huye, huye, huye. Cuando te digan que es de niños, huye, huye, huye”.

La canción narra un episodio en el que una persona está mirando el catálogo de juguetes de una tienda infantil y afirma: “por qué todos son princesas que te hacen sentir ofendida. Por qué todos los héroes han de ser boys”.

La letra sostiene, “Me dicen que puedo escoger, pero ahora me hacen dudar, ¿por qué no encuentro a Batman jugando con las cocinitas?”

También se describe otro contexto en el que se describe un contexto familiar antes de cenar, y se afirma: “Y, ¿quién pone la mesa? ¿Quién sirve la comida? Abuelas, madres, tías: todas a pringar”.

“Volvemos de santa Llucía -afirma otra parte del villancico feminista-, la feria es tradición, con la familia vamos tanto si llueve como si no. Está la mujer que lava, la vieja que hila, la virgen maría, ¿pero quién son los “protas”?, tres reyes, un niño rubio y el caganer. Este año en el pesebre, cambiamos la tradición, pondré una caganera en aquel rincón y el que lave la ropa será un pastor”.

La canción reivindica también el ballet para niños y la ropa unisex en las tiendas. Además, dando por hecho que los niños no son libres de escoger con lo que quieren jugar concluye afirmando: “Si jugamos a lo que nos gusta seremos libres de verdad. Es igual si es niño o niña: bajo, trans o despeinado”.

Es evidente que la ideología de género pretende acabar con la libertad, pues cualquier niño que elija un juego masculino será marcado, y cualquier niña que elija un juego femenino será proscrita, la libertad ya no es una opción, las opciones naturales ya no son una posibilidad … para la ideología de género nuestra conducta tiene que ser determinada por las directrices marcadas por el nuevo orden mundial, la naturaleza ya no tiene leyes, la tradición ya no es una tabla de salvación.

Frente al avance revolucionario solo cabe una solución: LA RESISTENCIA ANTIRREVOLUCIONARIA.